top of page

¿Cómo dejar las gaseosas? ¿Por qué ya no tomo gaseosas light?

Las gaseosas light “0” calorías son un timo para los que quieren bajar de peso.

En este artículo te voy a contar mi experiencia con las gaseosas, cómo las deje y por qué tú también debes dejarlas.

Yo no sé si te he contado, pero hace mucho tiempo fui fan de las gaseosas light, me tomaba por lo menos 2 al día, era mi bebida favorita para acompañar las comidas.

“Una Coca Cola light, por favor, con bastante hielo y una conchita de limón” era mi frase fija al llegar a cualquier lugar.


Descarga gratis

Si eres nuevo por acá te invito a suscribirte a mi newsletter que envío cada martes

al suscribirte recibirás gratis mi e-book como empezar una vida saludable

Siempre Light, obvio, o Diet por eso de las calorías.

Un día me di cuenta de que tenía que parar de tomarlas porque me estaba volviendo adicta: me producían mucha ansiedad, antojos de dulces, sufría de muchos dolores de cabeza y mis dientes se estaban manchando.

Los productos lights son productos Ultraprocesados, es decir, están elaborados con muchos ingredientes químicos, sin nutrientes, y son peligrosos para nuestra salud.

Si tienes sed, lo mejor es tomar agua.

Sí, ya sé que para algunos el agua no suena muy divertida, pero en el bienestar está la verdadera diversión.

¿Cómo dejé las gaseosas en 3 pasos?

Qué difícil me fue dejarlas, no te lo niego. Se necesita de mucha fuerza de voluntad para empezar y decir ¡hasta hoy! El leer un artículo como este fue lo que me hizo click; saber el mal que me estaba haciendo por un minuto de placer, me dio la motivación que me faltaba para tomar la decisión.

Sobre todo cuando, en casa, tu familia también la consume. Mi esposo la disfrutaba tanto o más que yo; podía faltar huevos en mi nevera, pero gaseosas jamás, así que el tomar la decisión de no comprarla más en mi casa fue todo un reto y convencerlo a él del daño que nos hacía, un reto mayor.

1. No comprar gaseosas: si las tienes, te las tomas.

Yo no iba a empezar de la noche a la mañana a tomar solo agua… ¡y mi esposo menos! Todos necesitamos una transición para pasar de un sabor dulce a uno neutro, de un hábito a otro. Así que es importante buscar un sustituto saludable.

2. Buscar un sustituto para las gaseosas.

Me fui al anaquel de Infusiones del supermercado y compre como 6 sabores distintos: flor de jamaica, infusión con sabor a piña, durazno, menta, jengibre, canela y yerbabuena eran mis favoritas.

También compré té: rooibos, rojo, verde y negro.

3. Mantener una jarra grande en mi nevera con una bebida sustituta deliciosa.

Comencé a preparar bebidas mezclándolas entre ellas y con frutas, frías y calientes.

  1. Flor de Jamaica + menta + limón + agua + hielo

  2. Infusión de piña + jengibre + naranja + te verde + agua + hielo

  3. Infusion de durazno + te negro + fresas picadas + menta + agua + hielo

  4. Agua de limón + yerbabuena + hielo

Mis favoritas son, sin duda, mi receta de tizana de flor de jamaica y de frapuccino saludable.

Al principio les colocaba stevia para endulzar y luego, poco a poco, también la fui eliminando.

Se convirtieron en las bebidas oficiales para acompañar las comidas.


Esto lo alternaba con agua durante el día, hasta que aprendí a tomar solo agua en cada comida y ahora incluso hasta en un restaurante solo puedo comer con agua como bebida.


Te puedes llevar hoy mismo mis 3 e-book recetarios por un precio promoción

“Esta bien, no lo niego, el vino también; pero eso es otro tema y solo en comidas muy especiales”.

Así aprendí a dejar las gaseosas y empecé a tomar más agua

Si aún no te convenzo a dejarlas, te doy 8 de las razones que me motivaron a dejarlas:

  1. HAMBRE: Los endulzantes artificiales que contienen estas bebidas y la mayoría de productos light lo que hacen es confundir el cuerpo. Desencadenan la insulina, la cual pone tu cuerpo en modo de acumulación de grasa, y esto lleva a un aumento de peso y te da más hambre.

  2. ENGORDA: Investigadores de la Universidad de Texas encontraron que durante el transcurso de diez años, los bebedores de gaseosa dietética tuvieron un 70% más de incremento en la circunferencia de la cintura comparada con los no bebedores.

  3. DIABETES: Tomar una gaseosa dietética al día se asoció con un aumento del 36% en el riesgo de padecer el síndrome metabólico y diabetes, según un estudio de la Universidad de Minnesota.

  4. 0 CAL & 0 NUTRIENTES: Cuando bebes gaseosa dietética, no estás tomando calorías, pero tampoco estás ingiriendo algo que beneficie a tu cuerpo.

  5. DOLOR DE CABEZA: el aspartame que contiene como endulzante puede desencadenar dolores de cabeza en algunas personas.

  6. MALO PARA TUS DIENTES: debilita y destruye el esmalte dental con el paso del tiempo.

  7. MALO PARA TU CORAZÓN: Sólo una gaseosa al día podría incrementar el riesgo de tener un accidente vascular, como un derrame, un ataque al corazón o muerte vascular, según investigadores de la Universidad de Miami y la Universidad de Columbia.

  8. MALO PARA TUS HUESOS: Las personas que toman habitualmente gaseosas tienen mayores chances de padecer osteoporosis que aquellas que no ingieren esta bebida.

Algunos estudios:

De todo corazón, te recomiendo que empieces hoy a dejar este tipo de bebidas, que a la larga te están enfermando y envejeciendo antes de tiempo… y no estoy hablando de arrugas, hablo de enfermedad.

Si no puedes dejarlas de inmediato como hice yo, reduce su consumo, colócate metas para dejarla en un tiempo determinado y empieza a cumplirlas.

Si lograste dejarlas, coméntame cómo, que siempre es importante motivar a alguien. También te invito a unirte a mi grupo de Facebook para que compartas tu experiencia y veas cómo hay más personas que pueden estar pasando por lo mismo que tú.

Guapis, hasta el proximo post.

Besos,

Lily.

Ya puedes descargar mis e-book de recetas saludables:




Sigue mis recetas y tips como @recetaslily en:






8 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments